Llamenos ahora desde su teléfono!

Rechazan la repetición contra un conductor porque la cláusula excluyente pasaba desapercibida

El Juzgado de Primera Instancia número 2 de Tafalla (Navarra) ha desestimado la demanda de la aseguradora contra un cliente que causó un accidente cuando se encontraba bajo la influencia de bebidas alcohólicas con el resultado de daños personales y materiales y cuyo pago le reclamaba la compañía dentro de su “acción de repetición”. 

La juez, según informa la edición on line de 'Noticias de Navarra', ha rechazado esta petición alegando que el automovilista no fue informado convenientemente de la cláusula que limitaba la póliza en el caso de siniestros provocados en estado de embriaguez, la cual tampoco aceptó ni suscribió expresamente, como exige la Ley del Contrato de Seguro.

Frente a la demanda de la aseguradora, el abogado del cliente, Francisco Javier Moreno-Vidal, sostenía que se trataba de “una cláusula limitativa que no aparece destacada, ni redactada especialmente, ni resaltada y firmada en la póliza”, por lo que procedía su desestimación. En este sentido, la juez recuerda que el artículo 3 de la Ley del Contrato de Seguro establece que las condiciones generales y particulares deberán redactarse “de forma clara y precisa, destacándose de modo especial las cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados que deberán ser especialmente aceptadas por escrito. Así pues, no sirve un título genérico y destacado, a modo de riesgos excluidos o cláusulas limitativas de la póliza, sino que deberán constar estas expresas y específicamente conocidas, aceptadas y suscritas por el asegurado para que surtan plenos efectos jurídicos y tengan virtualidad y operatividad”.

La sentencia remarca que “la controvertida cláusula excluyente” contenida en la póliza “no contiene las exigencias formales y materiales que impone la legislación vigente”. “Nos encontramos con un formato estereotipado, texto estándar, de difícil lectura que exige un sobreesfuerzo para detectar la exclusión que nos ocupa, que no aparece destacada de forma especial, sino ocultada dentro de un abigarrado y farragoso texto que enumera varias exclusiones en párrafos seguidos con un interlineado mínimo de separación y formato de escritura también mínimo”, concreta.

Fuente de la noticia: Inese